La iglesia de Gordaliza del Pino esconde tesoros insospechados; algunos han salido a la luz, otros, aguardan su turno. Construida en el siglo XII con planta basilical de tres naves, destacan los tres ábsides dos de los cuáles conservan su factura de ladrillo románico-mudéjar. El templo se dedica a Nuestra Señora de Arbas. La advocación de Arbas viene probablemente del hecho de que los canónigos agustinos de la Colegiata de Santa María de Arbas poseían viñedos y extensiones de cereal por la zona; por ello, no es extraño que fundasen templos dedicados a la Virgen de Arbas.

Hay sonrisas y sonrisas. Sonrisas sinceras, falsas, luminosas, tristes…Después, hay sonrisas enigmáticas como la de la Mona Lisa y también la sonrisa de Buda. Es una sonrisa un poco extraña que solo se esboza y no acaba de romper. Una especie de sonrisa de “yo sé que tú sabes que yo sé” o de “tú sabes que yo sé que tú sabes”; comparte un secreto con nosotros mientras parece disolverse en el aire. No sabemos si el artista anónimo que ha sembrado por la capital estas sonrisas tenía en mente a Siddharta Gautama, Buda, cuando las pintaba pero en todo…

La Compañía del Noroeste, artífice de la línea Palencia-La Coruña, se hizo también con la concesión de la línea León-Gijón. Cuenta Casado Galván que: (…) debido a los problemas financieros de la compañía se fueron retrasando, la línea no alcanzó la localidad de La Robla hasta enero de 1968 y la Pola de Gordón en agosto de ese mismo año y hasta mayo de de 1872 no llegó a Busdongo donde se iban a paralizar también las obras, con retraso considerable puesto que la apertura de toda la línea estaba prevista para marzo de 1871”

“…y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar” Nos vamos de vacaciones pero volveremos puntuales en septiembre. Aunque los versos de Machado son bellísimos, en nuestro particular camino sí podemos echar la vista atrás y recordar los temas que hemos desgranado estos meses. Esperamos que los disfruten de nuevo.

1 2 3 16