TABLA DE VERSIFICAR

Le obligaron a estudiar para contable, aunque él siempre quiso ser poeta. Sus padres tenían un almacén y necesitaban que llevase la oficina. Así que ahora está atado a su banco y suma, divide y multiplica. Cinco fósforos más cuatro jilgueros igual a nueve, por dos, dieciocho firmamentos de color.
(Antonio Toribios)

portadaEl día 20 de abril se presentó en el MUSAC la obra “Juegos de Artificio”, del autor leonés Antonio Toribios. Se trata de un libro de microrrelatos que ha sido editado por la Asociación La Armonía de las Letras dentro de la colección Los Libros de Camparredonda. El alma máter de este proyecto editorial es Gregorio Fernández Castañón. Este leonés polifacético, combina la edición con la escritura, la fotografía y la divulgación de la cultura de nuestra provincia. Junto con el libro, se presentó también el número 17 de la revista Camparredonda, una publicación en la que, a lo largo de los años, han colaborado autores de la talla de Ángeles Caso, Antonio Pereira, Juan Carlos Mestre o Carmen Busmayor.

La labor editorial en nuestra provincia no es fácil. Los Libros de Camparredonda se caracterizan por ser pequeñas obras únicas en las que literatura y artes plásticas se entrelazan.

Antonio Toribios. Juegos de artificio

Antonio Toribios

Antonio Toribios (1960) nace en el barrio del Crucero, en León, y pasa muchas horas de la infancia observando el paso de las estaciones y los hechos mínimos de lo cotidiano a través del cristal de una ventana. A ello se refiere en “Renato”, obra con la que gana el Premio de Relatos Diario de León en 2001. Hijo y nieto de ferroviarios, obtiene el Premio Internacional de Cuentos de Guardo en 2002, con “Las cigüeñas viajan en el mixto”, un relato también de esperas y ventanas. Entra en contacto poco después con Román Piña y de ese encuentro nace “Tu nombre y otros nombres” (Editorial “La bolsa de pipas”, de Mallorca), libro que recoge los relatos anteriores junto a otros y que se publica en 2004. En 2007 se hace acreedor al premio de Relatos Imágenes de Mujer del Ayuntamiento de León, con un cuento con Dalí de fondo: “Nocturno con relojes blandos”.

Su obra está presente en publicaciones colectivas, como “La Navidad a pluma y pincel”, en 2011, y “Cuentos con estrella”, en 2015, ambos bajo los auspicios de Impresión Punto y Seguido. En 2014 colaboró con “La última caída” en el volumen “Al corro. Cuentos de aluches”, publicado por Eolas ediciones.

Ha hecho también sus incursiones en el mundo infantil, con libros como “Ananías y la máquina maravillosa” (León, Edilesa, 2007), con ilustraciones de Manuel Sierra, y el álbum, ilustrado por Laura Ruíz, “Luisito el lunático” (León, Éfeso Eurodidáctica, 2002).

Actualmente está centrado en el mundo del microrrelato. Sus creaciones han aparecido en “Filandón”, suplemento literario de Diario de León, así como en la revista “La bolsa de pipas”, de Mallorca. Igualmente está representado en la antología “Cuentos en cadena”, publicada por Alfaguara.
Desde hace años mantiene el blog de relatos “ALMANAQUE” (http://antorgar.blogspot.com/), santoral apócrifo que quizás algún día podamos ver editado en papel biblia.” (Texto biográfico contenido en el libro “Juegos de artificio”)

He tenido el placer de colaborar en estos “Juegos de Artificio”. Desde el principio, Antonio Toribios y yo convenimos en que más que una “ensalada” de fotografías, su obra pedía una serie uniforme, unas imágenes que tuviesen un hilo conductor.

Tras leer sus microrrelatos, me sentí especialmente inspirada por los temas del doble, del espejo, del disfraz, del artificio en suma, que estaban presentes de forma reiterada a lo largo de toda la obra. Trabajando a partir de esta idea, la máscara parecía ser un leitmotiv perfecto para acompañar, que no ilustrar, estas historias. Así, desde el comienzo, la máscara se adueña de mis fotografías, siendo una y muchas, siempre igual y a la vez distinta. Espero que el resultado haya sido del agrado del autor, del editor y, por supuesto de los futuros lectores.

Texto y fotografía: María Gómez

Comments are closed.