Mirar hacia atrás nos ha parecido una buena manera de comenzar el año, no tanto porque seamos unos nostálgicos (que lo somos) sino porque casa con esto del olvido. Mirar hacia atrás es recordar, y ese es nuestro leitmotiv, nuestro lema. Valga entonces el artículo de este enero de 2016 como almanaque del 2015.

 

Comments are closed.