Paseando por el Barrio Húmedo descubrimos algo singular, la figura del Dalai Lama encaramada en una esquina de la calle Juan de Arfe. La imagen estaba firmada por el artista callejero Yipi Yipi Yeah. Después de contactar con él y gracias a un vídeo que nos envió, fuimos capaces de localizar todas las obras que había diseminado por nuestras calles. Gila, Darth Vader, Carpanta o el inolvidable Pepe Isbert hablándonos desde las alturas, un lujo.

El arte callejero o arte urbano se caracteriza por desarrollarse en la calle, en espacios públicos y su vocación es ser efímero. Se sabe cuándo se crea pero no cuánto va a durar. Para muchos es también un arte proscrito y por naturaleza contestatario.

No hace falta viajar para ver arte callejero. Como el mismo Yipi Yipi Yeah me dijo en uno de sus correos. “Que la gente empiece a comprender que también hay arte urbano en España y no solo en Londres, Nueva York o Berlín”.

Texto y fotografías: María Gómez

Comments are closed.